PREHISTORIA UNIVERSAL Y VIDA
Registrate en 2 pasos y participa en el Foro

Todo sobre el Origen del Hombre y la Vida en el Universo.



Todo sobre el Origen del Hombre y la Vida en el Universo
 
PortalÍndiceFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Otoño, la estación para Plantar Bellotas

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
LaBaracA
Admin
Admin
avatar

Cantidad de envíos : 3107
Registrado el : 15/09/2008
Localización : Madrid, España

MensajeTema: Otoño, la estación para Plantar Bellotas   Sáb 17 Oct 2009, 17:42

Otoño, la estación para Plantar Bellotas



Foto: Imagen de un Quejigo a principios de Octubre en las inmediaciones de Nuevo Batán en Madrid, se observan bellotas pardas a punto de caer y en primer plano otras menos maduras junto a varias Agallas en formación | Félix Pino Cano

Este artículo pretende ser un manual para la plantación de bellotas en general independientemente de la especie, por lo tanto previamente nos debemos informar para saber las necesidades específicas del árbol que hemos elegido para plantar, altitud a la que crece, requerimientos de humedad, del tipo de terreno, sobre todo si después lo vamos a trasplantar para intentar que el brote tire para adelante y nuestro esfuerzo se vea recompensado.

El género Quercus es enorme aunque las más comunes en la península son las siguientes:

  • Encina, carrasca o chaparra - Quercus ilex subsp. Ilex; Quercus ilex subsp. Ballota; Q. ilex subsp. Rotundifolia
  • Alcornoque - Quercus suber
  • Quejigo - Quercus faginea; Quercus canariensis; Quercus salzmanniana
  • Coscoja - Quercus coccifera
  • Roble pubescente - Quercus pubescens; Quercus humilis
  • Roble común, Roble Carballo - Quercus robur
  • Roble albar - Quercus petraea
  • Roble melojo, rebollo, rebotsu - Quercus pyrenaica


Este género en la península ibérica no para de darnos sorpresas, la compatibilidad entre ellos hace que se produzcan híbridos que hace difícil la identificación, en 2002 se descubrió una nueva especie en España se trata de Quercus orocantabrica ahora las especies se determinan con caracteres moleculares y su identificación es más fácil.

Pasos a Seguir:

  • Entre los meses de Septiembre y Noviembre las bellotas maduran por lo tanto es en este periodo cuando tendremos que recolectarlas. Nos fijaremos en las que están maduras de color pardo negruzco y brillantes, mejor que no tengan marcas de insectos, que estén recién caídas o a punto de caer, con tocarlas con la mano levemente veremos que se desprenden, esas son las ideales. Tampoco hay que hacer una selección meticulosa, incluso bellotas con marcas de insectos pueden germinar incluso mejor que las otras todo depende de la calidad interior y de si se ha visto afectado el embrión.

  • Una vez en casa haremos una segunda criba, pondremos las bellotas en un recipiente con agua, las que se van al fondo directas son las ideales para plantar las que se quedan flotando en superficie o a semihundidas no son tan buenas, así que las podemos retirar. Se pueden mantener en agua para que se rehidraten entre 24 y 48 horas como máximo.

  • Cuando la bellota cae del árbol, empieza a perder rápidamente su viabilidad, lo mejor es no esperar y no almacenarlas, pero si tienes que hacerlo, evita que sea por más de 2 días, hazlo en un lugar fresco y húmedo, protegidas de la luz del sol, evitando las bolsas de plástico y envases cerrados, por ejemplo se pueden poner en una caja de cartón.

  • Los mejores meses para plantarlas son Octubre y Noviembre, el recipiente que elijamos debe cumplir con una condición: debe tener una altura superior a 30 cm, ya sea Tetra-brick o botellas de plástico (si las botellas son transparentes tienen la desventaja de que las raices pueden quedar expuestas al sol, lo que provocaría la muerte del plantón) o macetas, las bellotas desarrollan una raíz muy profunda, si no utilizamos un recipiente que le permita tener una raíz de al menos 20 cm de larga cuando vayamos a trasplantarla al campo el árbol tendrá serias dificultades para sobrevivir.

  • Un punto importante que no se nos debe olvidar es hacer unos agujeros en la base del recipiente que vayamos a utilizar para que drene bien el agua que echemos y no acabe encharcándose.
    Llega el momento poner la tierra para nuestra maceta/Tetra-brick/Botella o cualquier otro recipiente que hayamos elegido, lo ideal es rellenarlo de la siguiente manera:

  • Primero depositaremos en el fondo piedras de unos 3 cm de diámetro hasta formar una capa de unos 5 cm, encima una capa de arena de rio de 10 cm y encima la última capa de 15 cm de tierra de color oscuro, de apariencia compacta pero que al cogerla y frotarla contra la mano, se deshace fácilmente, la turba que se puede encontrar en los viveros o supermercado tipo compost no es recomendable si nuestra intención es plantarla luego en el campo ya que este sustrato es demasiado rico en nutrientes y nuestras bellotas necesitan suelos pobres para germinar, si les damos un suelo bueno para su germinación luego morirán irremediablemente al plantarlas en el campo, deben acostumbrarse a lo peor.

  • Ya tenemos el recipiente con la tierra ahora toca enterrar las bellotas, pese a la selección previa de las mismas es mejor poner 2 o 3 bellotas por recipiente para asegurarnos el éxito, no importa como coloquemos las bellotas, la raíz siempre se orientará hacia abajo, y el brote buscará la luz en la superficie. Las cubriremos con una ligera capa de tierra y hojarasca enterradas entre 2 y 3 cm intentando imitar a la naturaleza.

  • Lo ideal es que el recipiente se encuentre en el exterior en una zona que no les dé el sol directamente, ya que el frío favorece la germinación, pero si esto no es posible hay que evitar ponerlo cerca de fuentes de calor.

  • Ahora nuestra única preocupación es mantener siempre la tierra húmeda, ni seca ni encharcada.

  • La raíz principal crece hacia abajo; de ella saldrán el resto de raíces secundarias que formarán la red subterránea encargada de la captura de agua y nutrientes. Hacia arriba, surgirá un pequeño brote con dos minúsculas hojas, que puede tardar hasta cinco o seis meses en salir, así que tranquilidad es un proceso lento.

  • A partir de Abril hay que regular los ciclos de riego tenemos que ver que necesidades necesita nuestra especie, si es una encina necesita menos agua que si es un roble por ejemplo, ya no mantendremos siempre nuestro recipiente húmedo, y en verano se regará menos pero siempre vigilantes que no le falte agua al plantón. Al cabo de un año de la plantación, ya tendremos un buen plantón para poder transplantarlo en el campo.

  • Buscaremos un lugar adecuado para nuestra especie, soleado para encinas no tan soleado para robles, el lugar debe ser aireado, hay que intentar plantarlo lejos de edificios, carreteras, tendidos eléctricos y guardando una distancia entre ellos no menor de 4 metros, hay que pensar cómo serán nuestro árbol en el futuro en algunos casos la copa crece y se expande mucho, cuidado con esto.

  • El sentido común nos dirá donde es más adecuado plantar cada especie, en una zona donde crecen encinas plantaremos encinas y no quejigos o robles, intentaremos plantar las especies autóctonas que están más adaptadas a las condiciones climáticas y geográficas del lugar.

  • Ya ha pasado un año desde que sembramos las semillas, hemos elegido un sitio adecuado para transplantarlo, hacemos un agujero que tiene que tener como mínimo, la misma profundidad que la altura del plantón con el recipiente y más ancho que el recipiente, separamos por un lado, la primera tierra superficial, de color más oscura, que es rica en nutrientes, y, por otro lado la tierra más profunda, de color más claro.

  • Quitamos el plantón de nuestro recipiente con cuidado, evitando que la tierra que rodea a las raíces se desprenda. Si en la manipulación quedan las raíces desnudas, a la hora de plantarlo procura que la tierra penetre bien entre ellas y vete compactándola ligeramente a su alrededor. De esta manera eliminamos el exceso de aire cerca de las raíces y la tierra podrá empezar a nutrir al árbol cuanto antes.

  • Removemos la tierra del fondo del agujero, a continuación, echamos primero la tierra de color más oscura y mete el plantón en el agujero bien derecho. Es importante que calcules el nivel de la plantación. El cuello del árbol, la zona de transición entre la raíz y el tallo, debe quedar a ras de tierra. Se trata de plantarlo, no de enterrarlo. Pisamos la superficie alrededor del plantón y podemos dejar la tierra ligeramente más hundida, haciendo un pequeño alcorque así cuando a continuación lo
    riegues o llueva, el agua se concentrará más en su base, por último comprobaremos que
    queda sujeto y derecho.


La plantación ha terminado pero todavía podemos hacer algo más para asegurarnos que el árbol no muere y sigue adelante:

  • Muchas plantas aprovecharán la tierra que queda libre alrededor de nuestro plantón para asentarse, quitándole la luz y los nutrientes que tanto necesita al principio para crecer. Puedes retirar las “malas hierbas”, pero arráncalas con cuidado, sin remover la tierra.

  • Los brotes del plantón pueden ser comidas por los animales del campo, en el caso de las encimas es más improbable al ser semiespinosas y duras que si se trata de un roble por ejemplo, pero si lo vemos necesario podemos colocar alrededor del plantón algún tipo de protección, como una malla.

  • La prueba de fuego: El primer verano es donde nuestra planta se va poner al límite de su resistencia, si consigue sobrevivir a esta prueba el árbol tirará para delante por eso si que es conveniente ayudarle en verano regándolo de vez en cuando.


Fuente:

Manual Plantabosques
InfoJardín


_________________
"Una Gallina no es más que la manera que tiene un huevo de producir otro huevo" S.Butler
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://prehistoria.forosactivos.net
 
Otoño, la estación para Plantar Bellotas
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
PREHISTORIA UNIVERSAL Y VIDA :: Natura :: Botánica, Zoología y Biología-
Cambiar a: